¿Qué ventaja llevaría el Real Madrid al Barcelona de no haber sido por los árbitros?

Los árbitros han regalado al Barcelona cinco puntos en esta Liga

El que no llora, no mama… y si no que se lo digan a Gerard Piqué. Uno de los capitanes del Barcelona se ha tomado al pie de la letra este famoso refrán español con el objetivo de que sus dos últimas quejas de los árbitros den el resultado deseado.

Sin embargo, las matemáticas vuelven a dejarle en evidencia tras sus últimas palabras en las que se puso chulito. Completadas diecisiete jornadas de LaLiga –menos para Real Madrid y Valencia–, los árbitros ya les han regalado seis puntos, más que a ningún otro.

Todo comenzó a finales de octubre, precisamente con la visita del conjunto azulgrana a Mestalla en la que se llevó tres puntos extra. En la capital del Turia fue Undiano Mallenco el que les empujó a la victoria (2-3) al no anular uno de los tres goles en claro fuera de juego posicional, no expulsar de Busquets y dejar sin señalar un clamoroso penalti de Umtiti sobre el valencianista Rodrigo, lo que hubiera volteado el marcador.

Tres semanas después, en otro difícil desplazamiento al Sánchez Pizjúan, recibió dos puntos más de regalo -la diferencia entre empatar o ganar frente al Sevilla (1-2). Esta vez, el colegiado fue Jaime Latre y no sólo no pitó fuera de juego posicional de Rakitic en uno de los tantos, sino que se hizo el ciego en un clamoroso penalti de de nuevo Umtiti sobre Correa en los minutos finales del partido.

Gil Manzano, salvador en Anoeta

Con ese conocido nombre y apellido para muchos, sobre todo en la afición del Atlético de Madrid -el ex presidente rojiblanco Jesús Gil-, el trencilla de sobrenombre Manzano evitó la victoria legal de la Real Sociedad (1-1) y aportó un punto más en la buchaca blaugrana al anular una diana del realista Juanmi en un fuera de juego que sólo vio su asistente ya con el tiempo casi cumplido.

Lo del Clásico y Clos Gómez ya fue rizar el rizo. Tres penaltis no pitados en el área del Barcelona y un gol concedido en fuera de juego hicieron que se llevara un punto gratis, otra vez contra el Real Madrid.

Con esta última unidad, eran siete los puntos que tenía de más el plantel que entrena Luis Enrique hasta la pasada jornada, dónde se quejan de Iglesias Villanueva porque el punto cosechado en el Estadio de la Cerámica ante el Villarreal (1-1) debieron ser tres por un penalti no pitado por manos de Bruno que volvió loco a RAC1. Sin embargo, también hubo un penalti que el colegiado se comió por manos de Mascherano, así que ni siquiera está tan claro que el Barça fuera perjudicao.

Pues bien, si Piqué tuviera razón con los árbitros, que no la tiene, el Barça estaría aún más lejos de los cinco puntos que el Real Madrid les saca en LaLiga con un partido menos. Hay veces que conviene estar más tapado…

Han quitado ocho puntos al Real Madrid en esta Liga

Mientras al Barcelona le regalan puntos, al Real Madrid se los quitan de manera flagrante en el presente campeonato de Liga. Por mucho que Piqué se empeñe en hacer campaña contra los árbitros, los números no mienten y favorecen ostensiblemente al equipo azulgrana.

El conjunto merengue empató en la presente Liga ante Villarreal, Las Palmas y Eibar y es cierto que el juego no fue el mejor, pero si los árbitros hubieran hecho su trabajo correctamente sin perjudicar al Madrid podría haber ganado los tres partidos y así haber sumado 6 puntos más.

Ante el Villarreal, Karim Benzema fue objeto de penalti en el minuto 74 del partido. El francés protegía el balón de espaldas a la portería de Asenjo cuando Víctor Ruiz, intentando robarle el balón, le zancadilleó por detrás hasta en dos ocasiones. González González no pitó nada y el Real Madrid dejó escapar dos puntos por culpa del colegiado.

Frente a Las Palmas, Cristiano, en la disputa de un balón en el minuto 12, se adentró en el área y su trayectoria se vio cortada por la aparición de un Míchel Macedo que se olvidó del balón y le empujó. Se quejó mucho el portugués, pero el colegiado hizo la vista gorda de nuevo. Por último, ante el Eibar, Dani García cometió penalti por manos a la salida de un córner en el minuto 52, pero Martínez Munuera no señaló nada y el Real Madrid volvió a salir gravemente perjudicado.

En la cara de Piqué

 

Y el último gran perjuicio sufrido por el Real Madrid de mano de los árbitros se produjo en el Camp Nou hace apenas un mes. En aquel duelo, Lucas Vázquez fue objeto de penalti en el minuto dos y Luis Suárez anotó el único tanto azulgrana en posición de fuera de juego. El Madrid se dejó en el Camp Nou dos puntos que se unen a los otros seis que ha perdido el equipo blanco en la presente Liga. Si los árbitros hubiesen acertado en sus decisiones, la Liga estaría claramente sentenciada.